¿DE QUÉ MANERA SE ESTÁ UTILIZANDO LA TECNOLOGÍA EN LA ABOGACÍA?

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Aunque el cambio se ha hecho esperar, la pandemia no ha dejado otra opción a los profesionales del derecho a adoptar nuevas herramientas que permiten la digitalización de los procesos y los servicios. La necesidad de trabajar de manera conjunta en tiempos de distanciamiento social ha llevado incluso a los tribunales, bastiones del tradicionalismo, a adoptar la disrupción tecnológica, lo que ha obligado al sector legal, cuya naturaleza se sustenta en el cumplimiento de procedimientos, normas y códigos establecidos a seguir esta disrupción tecnológica.

Desde hace un par de décadas, cuando los despachos de abogados empezaron a invertir en tecnología, lo hicieron principalmente en torno al e-discovery, la gestión de contratos, la gestión de la facturación y algunas herramientas de colaboración en línea. Si bien estas medidas eran necesarias, el núcleo del trabajo de un abogado se mantuvo relativamente inalterado por la tecnología.

Sin embargo, en los últimos años las startups tecnológicas han empezado a transformar la forma de trabajar de los profesionales de la abogacía y el funcionamiento de los despachos, lo que ha dado lugar a una profusión de herramientas y soluciones tecnológicas y a una explosión de empresas de tecnología jurídica.

Bajo este marco nace LegalShelter, la primera Incubadora de empresas LegalTech de España, que busca ofrecer una plataforma para ayudar el desarrollo tecnológico del sector jurídico en nuestro país. LegalShelter tiene la vocación de ayudar en la dinamización y digitalización de un mercado, tradicionalmente analógico y con poca escala para inversiones tecnológicas, proporcionando a startups embrionadas, que quieran iniciar un proyecto tecnológico legaltech, el conocimiento, la metodología y los recursos necesarios para que su proyecto pase de ser una idea a una realidad.

Legaltech es un término que llama inmediatamente la atención. Siempre lo ha sido. Y es que, desde su significado hasta su llamativa etimología anglosajona, es un término que resulta atractivo porque es una promesa hacia lo nuevo, hacia la innovación y hacia la admirada tecnología “del futuro” en la tan rigurosa y conservadora industria legal. 

Pero, ¿qué es legaltech? Si bien es un término que goza de renombre en la industria, legaltech todavía es bastante difuso para muchos. La industria legaltech utiliza las nuevas tecnologías, desde la inteligencia artificial hasta la tecnología blockchain, para ofrecer servicios jurídicos mejores y más eficientes y contribuir a afrontar las cargas normativas y de cumplimiento de la normativa de forma más eficaz. La tecnología en el sector jurídico también se denomina tecnología jurídica, tecnología del derecho (law tech) y tecnología regulatoria (reg tech).

Históricamente, el término legaltech se ha utilizado para referirse a la tecnología de los bufetes de abogados utilizada para ayudar a la gestión de la práctica, la contabilidad, la facturación y el almacenamiento y la recuperación de documentos. Pero, desde aproximadamente 2011, el término ha evolucionado para abarcar soluciones que facilitan el acceso a la justicia para el público, a veces sin involucrar a un abogado, y conectando al público con los abogados a través de mercados en línea y servicios de correspondencia. En la actualidad, podemos encontrar tres categorías de tecnologías digitales, definidas como:

Tecnologías habilitadoras: Estas tecnologías se ocupan de la digitalización de los datos jurídicos y tienen como objetivo facilitar la digitalización de la información, de los recursos y de los procesos. Entre estas se encuentran las soluciones de almacenamiento en la nube, de ciberseguridad y de conectividad.

Tecnologías que apoyan la mejora de procesos: Incluyen soluciones para el trabajo administrativo, la contabilidad, el desarrollo empresarial, los recursos humanos, la gestión de casos y la gestión de documentos que aumentan la eficiencia de los procesos. La tecnología paralegal se refiere a la tecnología en este espacio.

Tecnología de derecho sustantivo: Mientras que las dos tecnologías anteriores tienen que ver con cuestiones administrativas, las empresas legaltech que ofrecen soluciones de derecho sustantivo proporcionan soluciones de apoyo básicas y avanzadas, así como soluciones de derecho mercantil para el litigio real y el análisis de casos. Entre estas se encuentran las soluciones que automatizan la redacción de contratos simples, el análisis de documentos, el análisis predictivo de los juicios, y más.

Todas estas categorías tienen un factor en común: la tecnología como eje facilitador y como ente de apoyo a la efectividad del sector jurídico, tradicionalmente reacio al riesgo. Un sector, en el que hace algo más de una década, apenas había soluciones tecnológicas, pero en el que la digitalización ha ido ganando terreno, especialmente tras las dificultades experimentadas por los profesionales de la abogacía durante la pandemia del COVID-19.

 

En esta web únicamente utilizamos cookies propias absolutamente necesarias. No recabamos ni cedemos datos personales de los usuarios sin su conocimiento

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?